Desde 1929, encantados de atenderle.

sábado, 2 de junio de 2012

Comidas festeras


Hola amigos.

 Después de un tiempo sin subir entradas al blog lo retomo otra vez con fuerza y procuraré trabajar más en él ahora que mi trabajo me lo permite.

Hoy, como se acercan las fiestas de Moros y Cristianos, quiero mostraros la comida típica de mi ciudad en los días de fiestas.

Después de una noche de juerga nada mejor que un buen chocolate con churros para aguantar hasta la diana y empezar un nuevo día con fuerza.






Cuando la diana termina es el momento de los almuerzos.

Se realizan en las sedes de las distintas comparsas o en los cuartelillos privados de las escuadras. Son momentos de chascarrillos y relatos de anécdotas en compañía de tus amigos y visitantes que siempre son bienvenidos.

El plato fuerte consta de patatas al montón, pimiento asado, sardina frita, huevo frito y longaniza.
 Todo esto acompañado de embutido típico de Villena, morcillas de cebolla, longaniza seca, blancos y morcillas duras y aderezado con un plato de olivas partidas y encurtidos.

 Después de esto toca seguir con los actos festeros o  descansar un poco para los que no han dormido en toda la noche.








Al mediodía lo habitual son las comidas tradicionales y típicas de Villena.

 Los gazpachos manchegos y las pelotas de relleno son quizás las más características.






Gazpachos Manchegos

Pelotas de relleno





Un lugar destacado merecen  La Gachamiga y el ajo, platos habituales durante todo el año.

Merecedores de concursos anuales , como el que se celebra todos los años en el Ecuador festero y que determinan cual es la comparsa que mejor los  cocinan.

La gachamiga aunque también la cocinamos en nuestras casas lo habitual es hacerla en el campo, porque es aconsejable hacerla en la lumbre.

 Comida sencilla y barata, con pocos ingredientes pero que necesita de un duro y laborioso trabajo para su realización.

Ingredientes:  Medio litro de aceite de oliva
                       1 Kilo de harina especial para hacer pan
                       Una cabeza de ajos
                        Sal al gusto
                        Agua, aproximadamente 4 litros





En una sartén gazpachera se sofríen los ajos sin pelar y partidos por la mitad, con cuidado que no se quemen y se retiran.

 En ese aceite se echa la harina y se sofríe , a continuación se le añade el agua y se va moviendo con la paleta para disolver los grumos hasta obtener una pasta densa.

Se le añaden los ajos y la sal y se sigue trabajando evitando que se pegue.

Al cabo de un rato cuando la masa suelte aceite se le da vueltas como si fuera una tortilla de patatas. La masa debe quedar suave por dentro y un poco tostada por fuera.

 Duración aproximada poco más de una hora.

 Hay quien le añade longaniza e incluso patata, según la zona y el gusto.

 Comida sencilla y económica pero realmente deliciosa.





A continuación podéis ver un video muy bueno sobre la realización de una gachamiga.

Que aproveche








Para terminar nada mejor que un surtido de pastas típicas de fiestas, almendrados, mantecados y  rollicos de vino.




Rollos de vino

Almendrados




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...